Noticias

El picudo de las palmeras

EL PICUDO DE LAS PALMERAS: LA VIGILANCIA Y LA RÁPIDA DESTRUCCIÓN DE LAS PALMERAS AFECTADAS ES IMPRESCINDIBLE PARA EVITAR LA DISPERSIÓN DE LA PLAGA


El picudo de las palmeras (Rhynchophorus ferrugineus Olivier), de reciente introducción en nuestro territorio, produce daños de importancia a distintas especies de palmeras hasta llegar a producir su muerte.

 

Se trata de un coleóptero de la familia de los curculiónidos, y es originario del Sudeste asiático y la Polinesia, y se ha extendido de forma continuada por otras zonas de clima temperado, colonizando distintas especies de palmeras. Llego a la península en 1995, pero el primer foco a Cataluña se detectó en el año 2005 en municipios del Baix Penedés. Desde ese momento, la plaga de este escarabajo se ha extendido hasta otros lugares, principalmente en el Maresme.

 

A la zona mediterránea afecta principalmente a la palmera canaria (Phoenix canariensis) y también a la datilera (Phoenix dactylifera), la más extendida en nuestro territorio. Las menos afectadas son las del género Washingtonia.

 

El insecto mide de 2 a 5 cm, es de color rojizo y está dotado de un pico alargado característico. En el tórax tiene unas manchas redondas oscuras muy visibles. Los élitros que protegen las alas, son del mismo color y presentan líneas estriadas de color negro. Los adultos pueden desplazarse volando o trepando desde el suelo hasta las copas de las palmeras, y cuando salen del tronco, realizan vuelos para colonizar otras palmeras, preferentemente las que tienen heridas.

 

Síntomas y daños


Es muy difícil de detectar la presencia de la plaga dentro de la palmera. Los primeros síntomas externos se manifiestan por un secado de las hojas centrales de la corona. Cuando avanza el ataque las hojas centrales amarillean y se marchitan, de manera que en pocas semanas, la práctica totalidad de la corona se ve afectada, originando la muerte de la palmera.

 

Prevención y lucha

 

Para conseguir un control eficaz, es básica la rápida detección del foco para proceder al arrancamiento y destrucción de las palmeras afectadas y evitar la dispersión de la plaga. Aunque el Servei de Sanitat Vegetal ha puesto trampas para detectar la posible presencia de este insecto en Cataluña, es muy importante la colaboración de los profesionales del sector (viveristas, comerciantes, jardineros y corporaciones locales) los cuales tienen que comunicar al Servei de Sanitat Vegetal cualquier tipo de sospecha de palmeras afectadas. A causa de la peligrosidad de esta plaga, el MAPA ha publicado distintas Órdenes en las cuales se obliga a que para circular por el Estado español las palmeras vayan amparadas por el Pasaporte fitosanitario CE que garantice que están libres de esta y otras plagas, entre ellas la Paysandisia archon, ya presente en Cataluña. Es obligatorio por tanto adquirir las palmeras emparadas por el Pasaporte fitosanitario CE.

Se tienen que vigilar las palmeras, especialmente las canarias, pero no obstante, cada día hay más palmeras datileras afectadas por la plaga. En esta especie el ataque puede producirse en otros puntos de la palmera y se han dado casos de caída repentina de la valona.

Para la prevención y lucha, es muy importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

 

A) Tratamientos fitosanitarios:

 

- Preventivos: se recomienda tratar de forma periódica las palmeras más sensibles. Los tratamientos insecticidas se tienen que hacer mediante pulverización gruesa a la valona hasta empapar de producto el ojo de la palmera y la parte interna de la base de las hojas o con la técnica de endoterapia. Los tratamientos se pueden también hacer con nematodos entomopatógenos.
- De choque: Cuando se detecte una palmera afectada, es necesario limpiar inmediatamente las partes afectadas y aplicar tratamientos fitosanitarios intensivos. Una vez hechas estas operaciones si se quiere proteger la palmera en el futuro, se tendrán que hacer los tratamientos periódicos mencionados anteriormente.

 

B) Saneamiento de palmeras atacadas con posibilidades de recuperación:


Consiste en eliminar las partes afectadas de las palmeras atacadas, hasta dejarlas limpias de plaga. Los restos obtenidos del saneamiento se tienen que destruir mediante la trituración u otros métodos que garanticen la eliminación total de la plaga y se tienen que depositar en los puntos de recogida oficialmente establecidos. Una vez efectuadas estas operaciones, se tendrán que aplicar los tratamientos fitosanitarios periódicos preventivos a la palmera indicados en el apartado A).


C) Tala y eliminación de palmeras atacadas sin posibilidades de recuperación:

Las palmeras muertas o no recuperables tienen que ser eliminadas lo antes posible para minimizar la propagación de la plaga. Los restos afectados, deben ser gestionados como se indica en el apartado B).


El Departament d’Agricultura, Alimentació i Acció Rural ha elaborado un protocolo para prevenir y luchar contra esta plaga, y os adjuntamos el link.
Jarfels, S.A. es una empresa autorizada por la Generalitat de Catalunya para llevar a cabo el tratamiento fitosanitario necesario contra la plaga del picudo de las palmeras. Tanto en el caso de hacer el saneamiento como en el caso de la tala, Jarfels, S.A. se encarga también de hacer la recogida y llevarla a las instalaciones de Metrocompost, que es una empresa autorizada por la Generalitat de Catalunya para la gestión de restos de palmeras afectadas por el picudo. Por tanto, en caso de detectar algún indicio de que su palmera se encuentra afectada por esta plaga, no duden en contactar con nosotros.

INFORMACIÓN DE CONTACTO

  • Ctra. de la Sentiu, 15
  • 08860 Castelldefels
  • Tel: 93 636 15 81
  • Fax: 93 636 00 56
  • email: jarfels@jarfels.com

Log in